campanas3Las campanas de la iglesia ya no suenan. La última vez que se oyeron fue en marzo del 2002 cuando al tocar suelo la torre, emitieron su último sonido. Suerte hubo, no se rompieron, y esperanzas hay de que su tañir no quede enterrado. En el pueblo hemos crecido con las campanas y ellas han marcado con su melodia acontecimientos que van más allà de la misa del domingo y días de fiesta. ¿Pero cómo aparecieron las campanas?

Se cuenta que en el campanario había unas campanas tan resquebrajadas que al final el pueblo decidió que aquel sonido no se podia aguantar más. No había dos, sino tres y a la más pequeña le llamaban “el campanil”. Tan pequeña que corrió peor suerte, nunca más se supo de ella. Andamos por el 1942. Dinero no había y las campanas costaban lo suyo.

¿Qué hacer? Solución de concejo: fundir las campanas rotas y vender una finca municipal “el melladero”.Con dinero y con campanas rotas se viajó hasta Salamanca donde existía una fundación. Y allí quedaron las viejas y se trajeron las nuevas. No tres sino dos.Y así nacieron las campanas que estuvieron sonando hasta que la torre cedió, 2002. Si vuelven a sonar fiesta habrá que hacer.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s